Violencia de género: el amor no debe doler.

La violencia de género, violencia intrafamiliar o violencia de de pareja es un fenómeno complejo cada vez más visible en nuestra sociedad que requiere una atención global para su prevención y tratamiento.

Atención psicológica para víctimas: el maltrato físico y psicológico produce heridas que no sólo la medicina puede curar, es necesario atender al trauma psíquico, las secuelas emocionales y la reconstrucción del auto concepto dañado. El tratamiento puede incluir otros miembros del entorno familiar que se hayan visto afectados por el maltrato.

 Atención psicológica para agresores: detrás de una situación de maltrato no siempre encontramos una patología grave, en la gran mayoría de los casos la persona que agrede presenta dificultades para controlar su conducta, pensamientos y creencias poco adaptativas sobre la relación de pareja, celos, falta de confianza, frustración que no es capaz de manejar, incluso una historia propia de maltrato. Estas dificultades pueden abordarse terapéuticamente para mejorar las relaciones de pareja o familiares y prevenir otras graves consecuencias.

Psicología forense en el maltrato: cuando una situación de violencia pasa del ámbito familiar al jurídico, la prueba pericial es determinante en muchos procesos judiciales. Resulta especialmente útil para determinar las posibles secuelas psíquicas en victimas, valoración de peligrosidad y riesgo de reincidencia en agresores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s